La Boda de Puerto Rico y Francia

January 16, 2017

english version here

 

"Le verbe aimer est difficile à conjuguer: son passé n'est pas simple, son présent n'est qu'indicatif, et son futur est toujours conditionnel”

 

(El verbo es difícil de conjugar: su pasado no es simple, su presente no es más que indicativo y su futuro es siempre condicional)

 

 

El amor no tiene color, ni forma y mucho menos nacionalidad, por eso trasciende las barreras del tiempo y espacio y enormes distancias continentales. Mi año empezó mágico. No solo viviendo experiencias que no creía alcanzar, sino siendo bendecido por ser elegido para documental la boda de mi querida prima.  Saida Caballero Nieves y el joven Francés Jeremy Riousset.

 

Saida se fue muy joven de Puerto Rico, junto a su familia fueron a conquistar la gran nación. Nunca perdimos contacto. Cuando visitaba la isla de adolescente siempre sacaba tiempo para visitarnos, de adulta hacía lo mismo. Siempre admiré a todos mis primos, pero Saida me llenaba el pecho de una manera especial. Ella soñadora, exploradora de la verdad miró para el cielo.

 

Estoy seguro que tití una fiel creyente sembró la semilla de buscar hacia arriba y mi prima Saida lo tomó en serio.  Sus ojos de astrónomo, han descubierto nuevas estrellas, su mente ha entendido parte de este infinito universo y eso me conecta con la vida. Saber que compartimos parte de la misma sangre y que la misma luz de las estrellas que ella estudia, podrán ser luz para el entendimiento, no solo de los que estamos cerca de ella, sino del mundo en general.

 

Recuerdo cuando Silvia, su hermana, mi otra adorada prima, me llamó para decirme que Saida quería que yo hiciera sus fotos de boda, fue una doble noticia por su puesto. Luego, me enteré que mi prima se casaba con otro Profesor de Ciencias que venía de Francia. Así que dije, la familia se sigue extendiendo, no solo por su matrimonio con un francés, sino también, mi primo (su hermano) hace unos años se casó con un hermosa mujer de China.

 

El amor de estos chicos es especial, desde que los vi, sentí que estaban hechos el uno para el otro.  Jeremy es divertido y es fácil notar que siempre busca que Saida esté bien y feliz. Creo que él, es el complemento perfecto de Saida, una ecuación perfecta entre intelecto y sociabilidad fundamentada en el cariño y respeto mutuo. Al igual que ella, Jeremy tiene en Saida una mujer confiable, de mucho valores y de un corazón inmenso.

 

Me hago eco de mi familia en Puerto Rico y les deseamos muchas bendiciones y largos años de vida disfrutándola juntos.

 

Fotografia: Jesús Bernardo

Location: Cross Creek Ranch, Tampa, Florida

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Please reload

Featured Posts

El estilo de fotografía que quizás no sabías que se hacía en Puerto Rico.

December 14, 2015

1/1
Please reload

Recent Posts
Please reload

Archive
Please reload

Search By Tags